La Verdad
Real Murcia
Amador se anticipa a Hugo Sánchez y atrapa el balón en el Real Murcia-Real Madrid disputado el 10 de enero de 1988 en La Condomina / JUAN LEAL

Hugo Sánchez sacó de quicio a Amador

  • ¿TE ACUERDAS?

  • El delantero del Madrid y el portero del Real Murcia protagonizaron una sonada bronca en el túnel de vestuarios de La Condomina

Hugo Sánchez le dio la tarde a Amador en el partido que enfrentó al Real Murcia contra el Real Madrid el 10 de enero de 1988 en el campo de La Condomina.

Tan desquiciado acabó el portero del Real Murcia que al final del partido no se pudo contener y se fue hacia el delantero mexicano del Real Madrid, a quien insultó e incluso agarró del pelo, según admitió el propio jugador murcianista, que añadió que la cosa no fue a mayores porque «los demás compañeros nos separaron».

Amador lamentó haber perdido los nervios, «pero es que Hugo acaba con la paciencia de cualquiera», dijo.

¿Qué fue lo que ocurrió durante el partido para que Hugo Sánchez sacara de quicio a Amador? El meta murcianista contó que el mexicano «se pasó todo el partido provocándome y amenazándome. Me llamó de todo, se acordó de mi familia e incluso me dijo que me iba a romper la cabeza. Yo estuve callado todo el tiempo porque me daba cuenta de lo que pretendía».

Para reforzar sus palabras, Amador recordó otro incidente en el que un portero acabó desquiciado por culpa de Hugo Sánchez. Se refería al que protagonizó Ablanedo, meta del Gijón, que fue expulsado tras dar una patada al jugador del Real Madrid como reacción a uno de sus continuos acosos verbales y físicos.

Hugo Sánchez también atendió a la prensa al final del partido y no tuvo inconveniente en dar su versión de lo ocurrido en el terreno de juego. Dio la vuelta a la tortilla y aseguró que el provocador fue el portero del Real Murcia. «Intercambiamos palabras, pero fue él [Amador] quien quiso echarme encima al público y al árbitro en una jugada en la que yo salté limpiamente y él se hizo el lesionado. Vi que le interesaba llamar la atención para que la prensa se fijara en él. Me dio un tirón del pelo al final de partido y mis compañeros acudieron a defenderme de la agresión. Es mentira que yo haya estado insultándole durante el partido».

El delantero blanco añadió que «lo que hago es incordiar todo lo que puedo al portero para que mis compañeros puedan aprovechar cualquier fallo suyo».

Testigos presenciales aseguraron que una tercera persona se metió por el medio cuando Amador y Hugo Sánchez se enzarzaron al acabar el partido. Hablaban de Buyo, portero madridista, a quien acusaron de haber dado una patada al portero grana, algo que desmintió el propio Amador.

«Bajábamos las escaleras analizando el incidente previo, cuando Amador se resbaló y cayó al suelo. Se montó un revuelo y un poco de confusión, pero cada uno se fue a su vestuario y no pasó nada más».

Buyo, eso sí, reconoció que Hugo Sánchez «es un jugador molesto para los porteros, aunque de ahí a que no pare de insultarles hay mucha diferencia».

El partido acabó 1-1

Aquel Real Murcia-Real Madrid disputado en La Condomina el 10 de enero de 1988 acabó 1-1. En el minuto 16 Manolo adelantó a los grana con un gran gol de chilena que entró por la escuadra. El 1-1 llegó en el minuto 83 y lo marcó Tendillo en una jugada que fue muy discutida por los jugadores del Murcia, que reclamaron fuera de juego.

La alineación del Murcia fue: Amador, Núñez, Costa, Pérez García, Ibeas, Tente Sánchez, Parra, Miguel Sánchez, Manolo, Mejías y Eugenio. A los 73 minutos, Juanjo entró por Mejías, y a los 78, Luis Carlos por Manolo.

El Real Madrid saltó al campo con Buyo, Chendo, Tendillo, Sanchís, Camacho, Míchel, Jankovic, Gordillo, Llorente y Hugo Sánchez. Santillana sustituyó a Jankovic en el minuto 63.