La Verdad
Real Murcia
Albert Dorca.
Albert Dorca. / Fran Manzanera

Los cimientos de un nuevo Murcia

  • Tras terminar el curso, el equipo de Samper se ha quedado con solo nueve jugadores con contrato y con Kike García y Óscar cerca de decir adiós. Casto, Dorca y Saúl liderarán un proyecto en el que también estarán Eddy y Toribio

murcia. Si el pasado 11 de julio de 2013 el Real Murcia comenzó a trabajar con solo siete jugadores con ficha profesional y otros siete canteranos que se pusieron a las órdenes de Julio Velázquez, la próxima pretemporada puede estar cortada por el mismo patrón. El nuevo entrenador que dirija el Real Murcia 2014-2015 va camino de encontrarse con un panorama igual de desalentador. La desbandada de once jugadores que formaron parte de la primera plantilla y que pusieron fin a su contrato con la entidad de Jesús Samper, ha hecho que queden para el próximo ejercicio solo nueve futbolistas obligados a vestirse de corto el primer día de la próxima pretemporada.

De ellos, además, hay dos que tienen muchas posibilidades de dejar la primera plantilla grana. Son los casos de Kike García y Óscar Sánchez. El delantero de Motilla del Palancar está en el escaparate para fichar por un conjunto de superior categoría y su venta es oxígeno para un club que podría ingresar cerca de un millón y medio de euros, mientras que el defensa está pensando en colgar las botas y pasar a labores de despacho, aunque aún tiene pendiente una última conversación con Jesús Samper. Óscar acabó el pasado ejercicio entrenando con sus compañeros tras dos graves lesiones en la rodilla, pero debe decidir si vuelve a competir o se retira.

El Chuti Molina, que quiere quedarse como director deportivo grana, ya ha empezado a construir un nuevo Real Murcia casi desde cero. A diferencia de otras campañas en las que el equipo presidido por Samper contaba con una parte importante de la plantilla con contrato en vigor al término de la temporada, la de este año se ha quedado en los huesos tras el pitido final. Ahora, contando con que Kike y Óscar también puedan abandonar el Murcia, la portería estaría de nuevo bien cubierta con Casto y Fernando, apoyados por Simón, portero del filial con gran proyección. La otra demarcación en la que el Real Murcia está bien aprovisionado es la de pivote defensivo, ya que Eddy, Dorca y Toribio siguen con contrato. Además, Acciari quiere renovar un año más y con él esa parcela estaría más que cubierta.

Serían las dos únicas demarcaciones en las que el club se podría permitir el lujo de no hacer más cambios y darse por servido. El resto de las posiciones están casi vacías y el equipo grana necesita una reconstrucción total. En defensa, todos los jugadores que tuvieron minutos la pasada campaña no serán, a partir del día 30 de junio, jugadores grana. Algunos parece improbable que vuelvan al Real Murcia tras su gran temporada, lo que ha hecho que los ojos de los directores deportivos de Primera y Segunda se fijen en ellos. A Mauro dos Santos no le importaría volver, aunque en su deseo se han entrometido equipos como el Rayo, el Málaga y hasta el Betis de Velázquez. Dani Bautista se ha ido al Oviedo, Álex Martínez ha vuelto al equipo verdiblanco y Molinero es uno de los jugadores, por su fiabilidad y rendimiento, que más ofertas puede llegar a tener en las próximas semanas cuando comience el baile de jugadores en Segunda. Es uno de los jugadores más apetecibles para los equipos de aspirantes al ascenso a Primera División.

Los únicos defensas que parece que podrían reengancharse al proyecto grana son Pedro Alcalá y Truyols. Ambos no han sido titulares con Velázquez, aunque su rendimiento ha sido más que aceptable cuando el salmantino los puso a jugar. Disponen de ofertas de equipos punteros de Segunda B, aunque esperan a que el Chuti Molina les asegure que va a continuar en el Real Murcia para saber si dispondrán de una nueva oportunidad en la Nueva Condomina. Los contratos de ambos estaban muy cerca del salario mínimo de Segunda y no es fácil encontrar en el mercado opciones más rentables.

Por lo tanto, el equipo grana necesita de cuatro o cinco jugadores defensivos para echar a andar y puede encontrarse el próximo curso con una línea defensiva totalmente nueva. Otra posición en la que el Real Murcia quedó cojo la pasada temporada fue la de mediocentro organizador. Aunque sonaron varios nombres el pasado verano para ser cerebro en el Real Murcia, finalmente Velázquez se apañó con Dorca, Toribio, Acciari y Eddy, todos jugadores de corte defensivo. En función del sistema que proponga el nuevo entrenador grana, podría necesitar uno o dos centrocampistas de diferente corte y que sean capaces de darle al equipo posesión, profundidad y último pase. Un nuevo Matilla, con hambre.

Además, tras la vuelta de Wellington Silva al Arsenal, club que pretende cederlo a un equipo de Primera para que continúe con su formación, y la no renovación, por el momento, de Tete, el equipo grana ha perdido toda la capacidad para encarar a los contrarios por la banda. Solo Saúl Berjón dispone de contrato y cualidades para ocupar esta posición en los extremos, aunque el ovetense es más peligroso en velocidad que en el cara a cara. También Iván Moreno, que también termina contrato con los grana el próximo 30 de junio, llegó a jugar en esta posición aunque el extremeño es más un mediapunta. Es lo más caro del mercado, jugadores con velocidad, con atrevimiento en el uno contra uno que sean capaces de ver portería con facilidad.

Pero el auténtico quebradero de cabeza para el Chuti o para el que lo sutituya y para el nuevo entrenador que dirija al Real Murcia es la busqueda de un delantero goleador. El club grana y el propio Kike García entienden que la hora de salir del equipo grana ha llegado y que es una oportunidad inmejorable de hacer caja por el manchego. De hecho, Kike solo tendría continuidad en el nuevo Real Murcia si Samper hiciera una apuesta verdadera por el ascenso de categoría, algo que parece improbable por las dificultades económicas por las que atraviesa. Si se marcha Kike, el Real Murcia necesitaría buscar un referente goleador en el mercado capaz de sustentar a los grana. Saúl, que tiene un año de contrato más pero que también tiene ofertas del fútbol polaco, es el único hombre que podría jugar como delantero de referencia aunque no es un 'killer' nato.

La nueva plantilla del Murcia también dispondrá de canteranos que darán el salto al primer equipo. Ese es el plan del Chuti. Además del delantero Carrillo, que ocupará una ficha profesional tras entrenar la pasada temporada de forma continua con el primer equipo, pueden instalarse en la primera plantilla promesas como Álvaro, Joselu, Saura, Leiam, Guirao y el argentino Smitarello, que han despuntado en una temporada que fue muy complicada para el filial que dirigió Gregorio Mármol.