Otra oportunidad para Cobatillas

Las instlaciones de Cobatillas, propiedad del Real Murcia. / javier carrión / agm
Las instlaciones de Cobatillas, propiedad del Real Murcia. / javier carrión / agm

El Murcia estudia relanzar su ciudad deportiva, que sería la nueva casa de la cantera

José Otón
JOSÉ OTÓN

murcia. Es curioso, pero a pesar de ser el equipo más endeudado del fútbol regional, el Real Murcia es el único, de los que militan en la Segunda B, que tiene una ciudad deportiva propia. Un terreno, conocido como Cobatillas, que para muchos directivos del club podría dar mucho más de sí. De hecho, ya hay un proyecto encima de la mesa para acondicionar y dar vida a esta instalación de 19.361 metros que, curiosamente, está situada en el termino de El Esparragal y que compró Samper a su llegada al club, a finales de los años noventa del siglo pasado.

Tendría dos campos de hierba artificial de última generación, un gimnasio y un restaurante; también albergaría los partidos del equipo de División de Honor Juvenil

Cobatillas consta, en la actualidad, de un campo de fútbol 11 y otro de reducidas dimensiones, además de un pequeño vestuario y un gimnasio para la plantilla grana. Pero poco más. De hecho, solo es utilizado de forma habitual por la primera plantilla cuatro días a la semana, ya que de los tres restantes uno suele ser de descanso, otro es el día del partido y un tercero corresponde al entrenamiento que cada semana el primer equipo hace en la Nueva Condomina. La directiva grana estudia revitalizar un espacio que puede ser rentable para el club.

Los datos

19.361 m²
es la extensión de esta instalación, que tiene dos campos y dependencias del primer equipo.
40.000 €
es la cantidad anual que paga el Murcia para que su cantera entrene en los campos de la Universidad.

El proyecto pasa por la instalación de dos campos de hierba artificial de última generación: uno de fútbol 11 y otro de fútbol 8. El primero, y de forma transversal, tendría dos campos de fútbol 7, mientras que el pequeño incluiría otros dos de fútbol 6. Así, podría albergar entrenamientos de forma constante. El nuevo Cobatillas acogería a la cantera y los partidos oficiales del División de Honor Juvenil. Y no se quedaría solo en eso, ya que dispondría de un restaurante y un gimnasio más equipado que el ya existente.

Marcos Legaz, del Imperial, tendrá ficha del primer equipo la próxima temporada

El primer equipo grana entrenaría tres veces a la semana en la Nueva Condomina, aprovechando las sesiones más centradas en el fútbol, mientras que se ejercitaría en el nuevo Cobatillas en la sesión de recuperación después del partido y en la de baño y masaje antes del fin de semana. Además, el Imperial pasaría a jugar en la Nueva Condomina, un estadio que solo abre sus puertas cada quince días. Para la directiva grana, y más con ejemplos cercanos como el de Pinatar Arena, cuyo campo principal es capaz de acoger hasta tres partidos en una misma jornada, la inversión en el césped del estadio sería alta para que presentara el mejor aspecto posible con tanto uso.

El proyecto

El espacio
Dos campos de césped artificial de última generación, uno de fútbol 11 con dos transversales de fútbol 7, y otro de fútbol 8 con dos transversales de fútbol 6.
Utilización
Entrenamientos del primer equipo, de las bases y los partidos oficiales del equipo de División de Honor Juvenil.
Servicios
Cafetería y restaurante de uso público y gimnasio para los canteranos del Murcia.

Cambiar un gasto por otro

Este proyecto puede ser real, a pesar de la deuda del club, por un motivo: el Murcia paga a la empresa concesionaria por los campos de la Universidad de Murcia 3.000 euros al mes más IVA, lo que al final de año suponen más de 40.000 euros. Una cantidad que podría ir destinada a la reforma de Cobatillas, un recinto que publicitariamente está muy poco explotado. Es una de las dos posibilidades en las que piensa el Murcia para el futuro. La segunda sería la cesión de la Universidad de Murcia de unos terrenos para una ciudad deportiva modesta que albergara un par de terrenos de juego pagados por el club, una opción que también requeriría inversión.

Cabe recordar que las instalaciones de Cobatillas estuvieron en el punto de mira de la Agencia Tributaria en 2014 por una deuda del club, que entonces ascendía a 14,8 millones. El organismo recaudador las enajenó mediante subasta pública, valoradas entonces en 2.060.149,19 euros. Con un precio de partida de 346.474 euros, nadie las adquirió. Meses después Hacienda embargó el traspaso de Kike García al Middlesbrough y el club grana pudo seguir utilizando su ciudad deportiva.

Por otro lado, Marcos Legaz, del Imperial, tendrá ficha del primer equipo la próxima temporada.