El partido más esperado

Algunos integrantes de Bendita Locura y de otras peñas del Real Murcia. / guillermo carrión / agm
Algunos integrantes de Bendita Locura y de otras peñas del Real Murcia. / guillermo carrión / agm

Las peñas del Murcia más recientes aplauden que vuelvan los desplazamientos al Cartagonova y se muestran «ilusionadas» por el subidón que supondría el triunfo

SERGIO CONESA MURCIA

La afición del Real Murcia prepara el partido de mañana en Cartagena con una mezcla de desilusión por la situación del equipo y ganas de volver a jugar un derbi frente al Efesé, por el subidón anímico que supondría una victoria en el Cartagonova. Además, en esta ocasión sí hay preparado un desplazamiento importante de aficionados granas después de dos años de ausencia de manera oficial por parte de la Federación de Peñas Murcianistas (Fepemur). Los enfrentamientos entre las directivas por el precio de las entradas y la ubicación de los aficionados deslucían el derbi. Ahora, la normalidad en la relación entre Cartagena y Murcia permite que en esta ocasión la Fepemur lleve 10 autobuses de seguidores al partido. A esos autocares que hay que sumar otro de Los Coloraos, al margen de la Fepemur.

La ausencia en Cartagena de la Fepemur las últimas temporadas ha generado que las peñas más recientes del club grana no hayan pisado las gradas del campo del eterno rival y tengan mañana una cita más especial, si cabe. Una de ellas es el grupo Bendita Locura, fundado hace dos temporadas, que contará con más de 30 de sus 70 miembros en el Cartagonova. Su presidente, Santiago Llorente, explica que son uno de los grupos habituales en los viajes del equipo. «Nosotros viajamos más cuando peor está el Murcia, ya que es cuando más apoyo necesita», indica Llorente. «No me sorprende la respuesta de la afición. El lunes, tras la derrota, estábamos tristes, pero el martes nos empezamos a animar y desde el miércoles ya estamos preparados e ilusionados para el partido», añade el presidente de la peña Bendita Locura. «El año pasado se creyó oportuno no viajar como federación por el precio de las entradas. Además, en la parte baja del fondo del Cartagonova hemos sufrido mucho en cursos anteriores, no por todos los aficionados, pero sí es cierto que había una parte que se dedicaba a escupir e insultar».

«Si les podemos perjudicar un poco en la lucha por el liderato, mejor», dice David Ollero, de Latido Grana

Para Santiago Llorente el partido frente a los albinegros es uno de esos días marcados en rojo en el calendario. «Soy de los aficionados que piensan que el derbi es sano y me gusta mucho. Si no lo tengo, me falta algo. Yo no voy con ganas de revancha, me gustaría que el Cartagena estuviera siempre en la misma categoría que el Murcia. Quiero que ellos no suban este año para tener un derbi la próxima temporada, pero no para hacer daño». En cuanto al ambiente espera un enfrentamiento que se limite a cánticos y no haya incidentes: «Me llevo a mi novia y va a ser la primera vez que viva esa experiencia, espero que disfrute y quiera repetir», finaliza.

A las buenas y a las malas

La peña Latido Grana también se estrena como visitante en un enfrentamiento contra el Efesé. Cuenta con cerca de 50 miembros y más de una decena de ellos esperan estar presentes mañana. David Ollero, su presidente, indica que están animados, a pesar de la mala racha: «Cuando hay que estar a las buenas se está, pero en las malas siempre, y más en un derbi». El presidente de la peña Latido Grana espera «un partido disputado porque los dos equipos tenemos que salir a ganar. Si les podemos perjudicar un poco en la lucha por el liderato, mejor, pero cada uno debe mirar lo suyo y nosotros necesitamos sumar».

El mismo caso es el de la peña Marea Roja El Abuelo, presidida por Antonio García, en la que más de la mitad de sus 27 miembros son familia. Fue fundada en el verano de 2017 y tendrá a más de una decena de sus miembros en el Cartagonova. «Me hace ilusión animar y arropar al equipo, que los jugadores se sientan apoyados porque la mayoría son jóvenes. Se me pone el vello de punta cuando los veo salir al campo y espero que ellos tengan la misma sensación al vernos animar», explica García. El presidente de la peña pasa de revanchas: «Me da igual lo que pase con el liderato, yo quiero que gane el Real Murcia y después que lo hagan el resto de equipos de la Región. Ya que no podemos subir nosotros, me gustaría que lo hicieran el Cartagena y el UCAM, y de paso nos los quitamos de encima para el año que viene».

Charlie Dean acelera para poder llegar al choque de mañana

El Real Murcia entrenó ayer bajo las órdenes de Julio Algar en las instalaciones de Cobatillas con todos los jugadores de la primera plantilla disponibles, a excepción del lateral tinerfeño Nahuel que estará de baja durante cinco semanas. La buena noticia para el Murcia es que Charlie Dean sí estuvo con el resto de sus compañeros sobre el césped, tras perderse los últimos partidos frente al Recreativo de Granada y Don Benito, y apura sus opciones de jugar en el Cartagonova. Si el central tiene buenas sensaciones, Julio Algar podría disponer por primera vez de la pareja más habitual en la defensa grana, formada por el inglés y Hugo Álvarez.