«Pedimos respeto para el Murcia»

La afición del Murcia protesta en un partido de junio del año 2013./Fran Manzanera / AGM
La afición del Murcia protesta en un partido de junio del año 2013. / Fran Manzanera / AGM

Las peñas granas preparan movilizaciones para el domingo y exigen a De la Vega y Moro que «lleguen a un acuerdo»

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

Los peñistas del Murcia están hartos de que su club se haya convertido en la casa de los líos. El pasado miércoles, tras estallar el enfrentamiento directo entre García de la Vega y Raúl Moro, los presidentes de las peñas se reunieron de urgencia para tomar medidas. Además de emitir un comunicado en repulsa de la «vergonzante» situación que vive el club, quieren mostrar su enfado en el partido del domingo.

«El murcianismo dice 'basta', un respeto a nuestra corona. Dirigentes, aparcad vuestro corral, recoged el circo de la vergüenza, no nos merecemos esta falta de respeto», escribió la peña Piensa en Grana en Twitter el pasado viernes. Pimentoneros Norte, otra peña, también fue contundente: «El partido no se juega en los despachos. El murcianismo no se cede, se vende ni se compra. El murcianismo se siente».

Aunque en un principio la idea de las peñas era mostrar su desacuerdo por la situación en el choque ante el Granada B, la Fepemur prefirió no «dar mala imagen» fuera de casa y «no llevar los problemas del equipo» a Granada. Pero el próximo domingo, ante Las Palmas At. en la Nueva Condomina, todo será diferente.

«Debemos exigir respeto, la imagen del club es lamentable. Los aficionados y los jugadores estamos demostrando estar por encima de los que dicen ser sus dueños», asegura Pablo Guzmán, de la peña Región Grana. Guzmán tiene clara la solución: «Han de ponerse de acuerdo entre ellos, poner al día a jugadores y empleados y alejar al club de la liquidación. Necesitamos normalidad y pensar solo en fútbol». Pepe Almansa, de Los Coloraos, entiende que «Mauricio tiene ventaja sobre Moro» y no sabe por qué ha vuelto el extremeño, si ya demostró en octubre «que no tenía dinero para seguir toda la temporada». El presidente de la peña grana más numerosa dice que el Murcia «no puede estar en guerra, debemos estar unidos. Esta situación perjudica a unos jugadores que están unidos».

Para Mariano Morales, de la Peña Murcianista de Beniel, la situación «es un esperpento y haremos una protesta. No podemos dejar que jueguen con el Murcia. Debemos hacer algo pacífico y demostrar que estamos al cien por cien con nuestro equipo». Sobre el conflicto abierto en la cúpula del club, asegura que «no deben ningunearnos y deben ponerse de acuerdo, no se puede paralizar un club por esto». Una postura similar a la de Manuel López Garre, presidente de la peña La Alegría Grana: «No pueden jugar con el Real Murcia, es un problema que deben solucionar ellos. Nosotros no estamos ni con uno ni con otro, y apoyamos las protestas del próximo domingo».

Apoyan a Miguel Martínez

El presidente de la Fepemur lo es también del Real Murcia. Que Miguel Martínez esté al frente de ambos es una situación curiosa. «Para mí es positivo, siempre hemos reivindicado estar en el Consejo. Así sabemos lo que está pasando y también que nos va a defender», dice Mariano Morales. «Las peñas tienen su autonomía a través de las juntas. El hecho de que Miguel esté ahí no va a hacer que estemos más quietos. Preferimos que esté», asegura Pablo Guzmán. Gómez Garre, más allá de que los cargos sean compatibles o no, afirma que «ahora nos viene bien, así sabemos todo lo que pasa dentro».

 

Fotos

Vídeos