Adrián Hernández: «Soy muy pasional y quiero que el Murcia lo sea también»

Adrián Hernández, ayer, dialogando con Vicente Carlos Campillo, el presidente Almela y los consejeros Chema Cano y Francisco Miró. / vicente vicens / agm
Adrián Hernández, ayer, dialogando con Vicente Carlos Campillo, el presidente Almela y los consejeros Chema Cano y Francisco Miró. / vicente vicens / agm

El nuevo técnico grana tiene claro el objetivo: «Esta entidad está por encima de todos y debe volver a rugir»

José Otón
JOSÉ OTÓN

La presentación de Adrián Hernández como nuevo entrenador del Real Murcia estuvo cargada de emotividad. Por un lado, el técnico murciano estuvo arropado de sus familiares cercanos, su mujer y sus dos hijos, además de muchos de sus amigos y jugadores que ha entrenado años atrás. Una puesta en escena que transmitió sensación de cercanía, algo inusual en los últimos años en un club que se ha regido por otros parámetros y que, en contadas excepciones, siempre dio la espalda a los jóvenes valores de la casa.

El Murcia ha pegado un volantazo y ha hecho un ejercicio de realismo con la apuesta por el técnico, un profesional de la tierra dispuesto a dejarse el alma por el club con el que ha crecido. Además, la presentación de ayer fue diferente a todas las anteriores, ya que contó con la presencia de Vicente Carlos Campillo, entrenador histórico del equipo grana en la década de los ochenta, que también llegó al banquillo grana desde Tercera para ascenderlo a Primera. Un ejemplo motivador para Adrián Hernández, que se mostró entusiasmado con la presencia del técnico de Santomera, un espejo en el que mirarse.

Campillo es el claro ejemplo de que una apuesta arriesgada puede salir bien. Llegó al Murcia con 33 años, cuatro menos de los que tiene ahora Adrián Hernández, y después de entrenar solo a equipos de Tercera. Aún así, y en sus dos etapas, consiguió dos ascensos con el Murcia, uno a Primera y otro a Segunda: «Me ha dado una alegría enorme que el Murcia me haya llamado para estar aquí. Cuando yo llegué al club mi historial era similar a la de Adrián. Me manejaba en el mismo tipo de equipos. Sustituí a Eusebio Ríos y luego conseguí un ascenso a Primera importantísimo. No dudo de la dedicación y el trabajo de Adrián. Es una apuesta valiente por un hombre formado. Debe tener autonomía propia y hacer lo que le dicte su conciencia y su corazón. Tiene argumentos para sacar rendimiento a la plantilla que se le ponga delante. Es un hombre sensato, preparado para lo que se le viene encima. Ojalá tenga la misma suerte que tuve yo», dijo el santomerano.

«Soy murciano y devolver a este club donde se merece es un gran reto; siento una gran ilusión por estar aquí» Adrián Hernández Entrenador

José María Almela, presidente grana, indicó de Adrián Hernández que «es una persona muy formada y preparada. Transmite energía, encaja con los valores que buscamos en este Real Murcia», mientras que Julio Algar, actual director deportivo del club, afirmó del nuevo entrenador que «sabemos de su capacidad para sacar esto adelante. Es una apuesta arriesgada, pero el fútbol también lo es. Nunca nadie tendría experiencia si no se dan las oportunidades. Adrián ha sacrificado muchas cosas por venir al Real Murcia».

El nuevo entrenador grana se mostró feliz: «Es un sueño, éste es el club de mi vida. Soy murciano y murcianista. Es un reto, es un gran salto, tengo una ilusión tremenda por devolver a esta entidad a donde merece estar. Con paciencia y con trabajo seguro que podemos triunfar. Tenía que tirarme de cabeza a esta piscina. En la Región hay mucho talento, ojalá nadie tuviera que irse fuera para triunfar», dijo el nuevo preparador del Murcia, que firma por un año con opción a otro más.

«Es una apuesta valiente. Debe tener autonomía y hacer lo que le dicte su conciencia y su corazón» Vicente Carlos Campillo. Exentrenador grana

Adrián Hernández dará un salto sustancial en su carrera: «Necesitaré un periodo de adaptación, pero a medio plazo seguro que vamos a funcionar muy bien. Julio Algar ha empezado a trabajar conmigo, a tener en cuenta mi opinión para todo, aunque la última palabra siempre la tendrá él».

Seguidor de Jürgen Kloop

Adrián Hernández quiere que su Murcia sea el mismo equipo aguerrido que fue el Churra: «Me tengo que adaptar a todo. Yo tengo que tener la sensación de que mi equipo está más cerca del gol que el equipo contrario, que tiene dominada la situación. Con la idea de fútbol de Kloop me identifico bastante. El Murcia tendrá que ir a ganar a todos los campos. Ojalá que consiga que los futbolistas del Murcia confíen en mí como confiaron los del Churra».

«Es una persona formada y preparada que transmite energía; encaja con los valores que buscamos» José María. Almela Presidente

Muchos de los que pueden ser sus jugadores tienen experiencia en Segunda B y Segunda. Tienen contratos altos y podrían salir del club: «A uno siempre le gusta contar con los buenos futbolistas, pero hay que tener en cuenta el momento en el que se encuentra el club. El Murcia tiene que sobrevivir y está por encima de cualquiera, pero no pasa nada si los tengo que entrenar, son personas como otras cualquiera».

«Nadie ganaría experiencia si no le dan oportunidades. Adrián sacrifica muchas cosas por venir al Murcia» Julio Algar. Director deportivo

Adrián Hernández se definió como entrenador: «Soy pasional y visceral. No podemos despojarnos de lo que nos hace diferentes. Me gusta trabajar el aspecto motivacional, estudiar mucho cada caso, cada persona. Nos adaptaremos a los futbolistas. Queremos impregnar de espíritu a este Real Murcia». La plantilla grana aún no está definida: «El club está por encima de todos. Tenemos que hacer que este Real Murcia vuelva a rugir. Solo pido a los aficionados que confíen en mí, que no me juzgue sin conocerme».

El cuarto fichaje

Por otro lado, Alberto Rodríguez, de 22 años, es el cuarto fichaje del club grana, tras los de Juanra, Iván Pérez y Marcos Legaz, que subirá del Imperial. La nueva adquisición grana es un centrocampista que llega procedente del Lorca FC. Allí ha jugado esta campaña 38 partidos y ha logrado 6 goles, lo que demuestra que es un centrocampista con vocación ofensiva. Coincidió con Algar cuando entrenó al filial blanquiazul en Tercera.