Los pilares para un futuro mejor

Chema Cano, Francisco Cobacho, Torregrosa, Tornel, Francisco Miró, Álvaro Ruiz y Francisco Moreno. / edu botella / agm
Chema Cano, Francisco Cobacho, Torregrosa, Tornel, Francisco Miró, Álvaro Ruiz y Francisco Moreno. / edu botella / agm

En tres meses al frente del Murcia, la directiva ha rescatado al club y ha puesto las bases para sobrevivir

ALBERTO GÓMEZ

La tarde del 5 de noviembre desembarcó en la zona noble de la Nueva Condomina el equipo de trabajo de la Parmu (plataforma de apoyo al Real Murcia) que tomó el testigo de Víctor Gálvez ante la mala gestión y los continuos incumplimientos en los que estaba incurriendo el empresario de Orihuela con jugadores, técnicos, empleados, proveedores y administraciones públicas.

Los actuales mandatarios granas han pagado siete mensualidades y han abonado más de 700.000 euros a las administraciones públicas

Esta semana se han cumplido tres meses desde que el grupo que encabeza el médico José María Almela, actual presidente del Murcia, tomó las riendas del primer equipo de la Región y la hoja de ruta que está siguiendo ha implicado el desatasco de varias cuestiones que estaban desatendidas desde hace tiempo.

1.Las nóminas de empleados y plantilla no son solo de papel

Al tercer día de desembarcar en la Nueva Condomina, el actual Consejo pimentonero abonó sus primeras nóminas. Se trató, en concreto, de la paga extra de verano de 2018 y la nómina de junio del mismo año que percibieron los empleados. La Parmu pagó estas obligaciones con lo recaudado por la venta de pulseras solidarias que se repartieron con motivo de la campaña 'SOS Real Murcia'.

Los pagos a la primera plantilla grana tampoco tardaron en llegar. Todos los jugadores han cobrado sus sueldos de septiembre, octubre y noviembre. Además, aquellos que por contrato tenían derecho a percibir su salario de agosto fueron los primeros en recibir el dinero en sus cuentas.

Según ha trasladado la directiva a los futbolistas, en los próximos días abonará las nóminas correspondientes a diciembre y enero, cantidades que saldrán de los ingresos previstos a recibir por parte del club en el presente mes de febrero. Los trabajadores, por su parte, han visto ingresadas sus nóminas de junio, julio, agosto, septiembre, octubre y noviembre, además de la extra de verano. En total, el actual Consejo ha abonado siete mensualidades.

2.Se pagan los gastos sociales y se frena la deuda

Hasta la llegada de la Parmu, el Murcia había olvidado lo que era abonar los gastos sociales. Dejó de hacerlo en 2008 y eso había provocado que su deuda con las administraciones públicas se disparara hasta situarse en los 16,4 millones, según los datos aportados por los representantes de la plataforma en el acto 'KBusiness' que se desarrolló en el antepalco de la Nueva Condomina a mediados de noviembre.

Todo ha cambiado. Los granas han pagado los gastos sociales de octubre y noviembre. También los de diciembre, que fueron abonados en enero. El día 16 de ese mes se liberó igualmente tesorería para abonar las retenciones correspondientes al cuarto trimestre del ejercicio de 2018 de la Agencia Tributaria. Lo mismo se afrontó por parte del club en relación al tercer trimestre del último año fiscal. En total, el Murcia lleva pagados más de 700.000 euros en gastos sociales.

3.Los proveedores han vuelto a cobrar

Cuando los representantes de la Parmu tomaron las riendas del Real Murcia no encontraron ni un céntimo en la caja del club, pero los proveedores que se encontraban en cola esperando cobrar eran innumerables. Esto obligó a los consejeros y a las comisiones de trabajo de la plataforma a tener que remangarse y tapar agujeros sin parar.

Cobró 80.000 euros Iberdrola y lo mismo sucedió con la empresa de seguridad, que tenía pendientes de cobro 20.000 euros. Royalverd, la empresa radicada en Gerona que se encarga del mantenimiento del césped de la Nueva Condomina, percibió con prontitud otros 60.000 euros para que retomara sus trabajos después de negarse a seguir trabajando ante los incumplimientos de los Gálvez.

4.Paz con la Federación de Fútbol de la Región y la AFE

El club de Almela también ha reconducido las relaciones del Murcia con la federación territorial, un organismo que ayudó al club grana los últimos veranos con el aval al que tienen que hacer frente los equipos para competir en Segunda B, pero con el que los pimentoneros tenían una deuda de 67.000 euros por la tramitación de sus fichas. Esta deuda fue saldada.

Con la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) la Parmu también ha tenido que trabajar para levantar las denuncias presentadas por exjugadores que tenían deudas pendientes. El club recibió denuncias por valor de 150.000 euros. De ellos, fueron abonados más de la mitad, mientras que el resto de saldará este mes.

Más