El plan definitivo para tapar agujeros

Un grupo de amigos, que habían alquilado la Nueva Condomina, se preparan para jugar un partido, ayer. / guillermo carrión / agm
Un grupo de amigos, que habían alquilado la Nueva Condomina, se preparan para jugar un partido, ayer. / guillermo carrión / agm

El Real Murcia, que busca recursos extra tras no jugar 'playoff', elaborará un presupuesto con más ingresos que gastos

José Otón
JOSÉ OTÓN

La plantilla del Real Murcia ya se ha ido de vacaciones, pero la directiva grana no. De hecho, que los futbolistas de Julio Algar no hayan conseguido meterse en el 'playoff' ha sido un golpe duro para la entidad, que no podrá contar con los ingresos pertinentes de taquillas y televisión, entre otros, para llegar al cierre del ejercicio económico si tantas apreturas. Pero los responsables de las diferentes áreas económicas que trabajan para salvar al Murcia no bajan los brazos y siguen con su plan para generar nuevos recursos.

Una plantilla de 700.000 euros brutos, 1,6 millones por la venta de publicidad y el ahorro de 400.000 euros en los gastos del estadio, claves para estabilizar el club

Desde su llegada en noviembre del pasado año (se encontraron la caja vacía, los sueldos sin abonar y decenas de facturas impagadas) han generado 1,4 millones con la ampliación de capital, además de otros 2,2 millones de euros entre taquillas, publicidad y otros activos, una gesta que ha mantenido al Murcia con vida hasta ahora. Aun así, todavía tienen que pegar el último empujón para cerrar el ejercicio 2018-19, del que aún tienen que abonar 170.000 euros en sueldos a jugadores. Todo estaría casi solventado de no ser por los despidos unilaterales de las anteriores directivas, que suman una deuda de más de 550.000 euros, cantidad que la directiva grana está dispuesta a solucionar antes del 30 de junio, ya sea pagando o llegando a acuerdos.

Otros datos

170.000
euros es la cantidad pendiente con los futbolistas de esta temporada.
550.000
euros es la cantidad a pagar o negociar con los jugadores despedidos por las anteriores directivas.
15.000
abonados son los que intentará captar el club, aunque partirá de una estimación de 8.000 para no adulterar los presupuestos del curso.

30.000 euros extra

Además de iniciativas como el alquiler de la Nueva Condomina a los aficionados, que permitirá al club grana recaudar cerca de 30.000 euros antes del 30 de junio, el Real Murcia trabaja en la venta de todos sus soportes publicitarios. Desde las vallas a pie de campo hasta el nombre del estadio, pasando por la superficie exterior de la Nueva Condomina, vídeo marcador y otros espacios, hasta la equipación del primer equipo, que publicitariamente está valorada en cerca de 100.000 euros. De hecho, aunque en la temporada 2019-20 lo ingresado por venta de publicidad alcanza los 850.000 euros, la tasación máxima de los soportes publicitarios del club para la próxima campaña llegaría a los 1,6 millones.

De hecho, los actuales gestores del Murcia han diseñado un plan presupuestario que arrancó el pasado 1 de mayo y que concluirá el 30 de junio de 2020, al final de la próxima campaña, en el que se han reflejado ingresos más que realistas. De hecho, el Murcia presentará para el próximo ejercicio un presupuesto de 700.000 euros brutos para su primera plantilla y se ahorrará cerca de 400.000 euros de gastos de la Nueva Condomina, con lo que si los ingresos llegan en la misma proporción que desde la llegada de los nuevos gestores, el Murcia cubrirá sus gastos corrientes sin problemas, incluyendo las obligaciones con Hacienda y Seguridad Social. Para ello, y aunque la cifra fijada sean 15.000 abonados, las previsiones nunca pasarán de 8.000, siendo el resto ingresos extras para pagar deudas.

«Necesitamos hacer un modelo nuevo de club que nos dé viabilidad en el corto, medio y largo plazo, sin renunciar a nada. Esto es el Real Murcia y debemos competir por lo mejor en esta categoría. Pero seguimos en una situación muy crítica, podíamos haber desaparecido en noviembre, como el Ontinyent o el Reus. Por eso necesitamos que los aficionados murcianistas entiendan la situación que atraviesa la entidad. Nos tenemos que centrar en llevar hasta el final el ajuste presupuestario», dijo Emilio García, responsable del Área Estratégica del club y pieza fundamental en el resurgir del conjunta grana.

La próxima semana, en un acto público, la directiva grana pretende explicar los planes del Murcia para la campaña 2019-20, que puede suponer, de salir todo como el área económica espera, la de la estabilización definitiva de una entidad que aún no se ha librado de la desaparición.

El club negocia con los acreedores 9,5 millones de deuda concursal

Además de en cerrar el vigente ejercicio económico, los gestores granas trabajan para llegar con los deberes hechos al próximo 31 de diciembre. Con el final del año 2019 acaba también el plazo que tenía el club grana para abordar los cerca de 14 millones de deuda ordinaria, una obligación que ha incumplido. Pero desde hace meses el Murcia negocia quitas con estos acreedores, de hasta el 90%, un paso necesario para eludir el riesgo real de liquidación.

«Estamos trabajando en una primera fase de acreedores que poseen más de 9 millones del total de esta deuda. Se están enviando ya ofertas que, en líneas generales, se están recibiendo favorablemente. En breve queremos empezar a anunciar los primeros acuerdos. Es un trabajo muy duro y arduo, pero el 31 de diciembre es el verdadero 'playoff' del Real Murcia, el partido que debemos de ganar», dice Emilio García, responsable del Área Estratégica de la entidad murciana.

Superar los 11.00 abonados, en la campaña que arrancará del 3 al 7 de junio, también será clave: «Este año, más que nunca, es vital que los murcianistas se abonen. Si a los acreedores y a las administraciones les demostramos que hay una gran masa social detrás de este club centenario, todo será más fácil para el futuro», añade Emilio García.