Primer plebiscito para Gálvez

Víctor Valentino Gálvez y su padre, Víctor Manuel, en la sala de prensa del estadio. / Nacho García / AGM
Víctor Valentino Gálvez y su padre, Víctor Manuel, en la sala de prensa del estadio. / Nacho García / AGM

Las peñas del Murcia protestarán hoy, antes del partido, por la gestión del oriolano. La concentración en la explanada del estadio es una muestra más del enfado de una afición que se pregunta dónde está el dinero de sus abonos

José Otón
JOSÉ OTÓN

El Real Murcia juega hoy dos partidos: el institucional y el deportivo. Además de los tres puntos que hay en juego ante el Talavera, en la Nueva Condomina, antes y durante el choque, tendrá lugar un plebiscito en toda regla contra Víctor Gálvez y su gestión al frente del Murcia. Los mandatarios del club no han aclarado ninguna de las dudas existentes y han generando un ambiente, de puertas para adentro y alrededor de la entidad, casi irrespirable.

Nadie entiende qué ha ocurrido: hace apenas unos meses el oriolano y alguno de sus colaboradores como Toni Hernández no cesaban de sacar músculo para fichar, a base de contratos astronómicos, a los mejores jugadores del mercado. Para Gálvez y Hernández no había problemas: no lo era la deuda con Hacienda y Seguridad Social ni lo generado con los proveedores. Todo estaba controlado ya que, según Gálvez, estaba arropado por grandes inversores.

Pero solo semanas más tarde la realidad es muy distinta: los futbolistas, que decidieron hace dos semanas no manifestarse públicamente a instancia de la AFE, están otra vez a un paso de sublevarse. No cobran y no creen las promesas de sus jefes. Los trabajadores del club están aún peor: no reciben su nómina desde hace más de cinco meses. Muchos proveedores están hartos de las facturas impagadas y pueden decir adiós. Ninguno de ellos cree ya en Gálvez.

El Murcia de hoy en día no se parece nada al que prometieron hace menos de un año Raúl Moro, Miguel Martínez y el propio Gálvez justo cuando, tras sortear la legalidad, sacarón del club a García de la Vega. Todos prometieron que la solvencia del Murcia estaría garantizada.

La solidaridad de Furia Grana

Por eso la grada, cansada de mentiras y de ver cómo la imagen de su Murcia es dantesca, ha decidido protestar. La manifestación convocada por las peñas para las cinco de la tarde de hoy en la explanada principal del estadio es el primer paso. Las peñas ya han distribuido, incluso, una lista de cánticos. Puede ser solo el principio. Una peña, Furia Grana, hasta ha suspendido la cena de su noveno aniversario por coherencia y solidaridad con los que no cobran. Los abonados quieren saber dónde ha ido a parar el dinero que pagaron este verano por sus carnés, igual que son muchos los patrocinadores del club que quieren saber por qué el dinero que ya han pagado al Murcia no sirve para pagar las nóminas.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos