Problemas con el Betis de Valladolid, otra vez

Los granas incumplen el pago de 35.000 euros pactados ante notario, que deberían haber salido de la taquilla del pasado derbi ante el Cartagena

ALBERTO GÓMEZMURCIA

Cuando parecía que el Real Murcia terminaría de cumplir su compromiso con el Betis de Valladolid que colea desde que el lateral Sergio Escudero recalara en el Schalke 04 alemán, el equipo grana ha vuelto a meter la pata. Por ese traspaso la entidad de Castilla y León debió percibir medio millón de euros en 2009, pero Jesús Samper decidió no hacer frente a esa obligación contractual a pesar de haber ingresado 2 millones por la operación. Desde entonces la entidad grana ha ido pagando a cuentagotas, siempre tras incumplir numerosos plazos establecidos. Hasta que el pasado 1 de agosto de 2017 ambos clubes firmaron un acta notarial en Murcia que recogía el acuerdo alcanzado para saldar la última parte de la deuda que los granas tenían pendiente casi diez años después.

El acto tuvo lugar en el despacho de la notaria María del Pilar Berral Casas, la misma ante la que firmaron el pasado 4 de abril la escritura de compraventa de las acciones del Murcia los empresarios Raúl Moro Martín y Víctor Gálvez. El acuerdo entre murcianistas y vallisoletanos recogía el pago de la cantidad pendiente con el dinero recaudado en dos derbis. El primero era el que enfrentó en la Nueva Condomina, en septiembre de 2017, al Murcia y al UCAM.

Por la venta de 2.958 entradas para este partido el club grana recaudó 22.117 euros, y el dinero llegó en tiempo y forma a Valladolid. La misma operación se planteó para la visita al feudo grana del Cartagena, partido que tuvo lugar hace 8 días. El Murcia acordó abonar 35.000 euros (la parte final de la deuda) con lo que recaudara de la venta de entradas por este encuentro. Una vez terminado el choque, tenía hasta el pasado viernes para efectuar el pago. Era el escenario perfecto para cancelar la deuda, ya que solo de los 2.000 aficionados albinegros el club grana obtuvo 40.000 euros.

Sin embargo, no abonó dicha cantidad. El Betis envió tres correos electrónicos recordando al Real Murcia que tenía que pagar con las entradas del Cartagena, pero no recibió respuesta desde Murcia. Ante este nuevo incumplimiento los servicios jurídicos del club castellano se han puesto manos a la obra para llevar a los granas a los tribunales por incumplir lo recogido ante notario.

Además, al expirar el plazo acordado, los pimentoneros deberán abonar un recargo de 7.000 euros correspondiente al 20 % de la cantidad total que no han pagado en tiempo y forma (35.000 euros). En un incumplimiento anterior, el Murcia acumuló otro recargo de 3.000.

Medidas legales

Por lo tanto, el Betis de Valladolid reclama en total el pago de 45.000 euros. Estas nefastas gestiones, que asumió el exconsejero y secretario pimentonero Deseado Flores, costarán a las maltrechas arcas del Real Murcia 10.000 euros adicionales. El Betis de Valladolid acudirá a la justicia ordinaria y presentará una queja ante la federación española: «Ante la negativa del Real Murcia a ponerse en contacto con nosotros, hemos solicitado a la federación la suspensión de sus derechos federativos y hemos emprendido las acciones legales pertinentes para zanjar este asunto», afirma la entidad vallisoletana a través de un comunicado.

 

Fotos

Vídeos