El Real Murcia pone los pies en el suelo

Pedro Cordero. /LV
Pedro Cordero. / LV

La salida de algunos de los jugadores más caros de la primera plantilla y del Imperial deja al club grana con una nómina mensual de 85.000 euros, similar a la de otros aspirantes al ascenso, como el UCAM y el Efesé

José Otón
JOSÉ OTÓN

El trabajo de Pedro Cordero al frente de la dirección deportiva grana está dando sus frutos. Está cumpliendo con creces la misión encomendada por el grupo de trabajo encabezado por José María Almela, quien apostó por él, por delante de Julio Algar y Óscar Sánchez. El cartagenero ha rebajado el coste de una plantilla sobredimensionada que superaba los 100.000 euros netos de gastos mensuales, inasumibles para una entidad con graves problemas económicos, que el pasado verano ya demandaba una gestión más austera y eficaz que no incrementara su deuda.

A día de hoy, y a falta de la salida de otros futbolistas, el Murcia se ahorra mensualmente con las bajas de Jesús Alfaro, Dani Aquino, Héber Pena, Dani Pérez, Álex Corredera y Migue Leal una cantidad cercana a los 22.000 euros netos, cifra en la que no se incluyen primas y complementos deportivos por objetivos de los futbolistas. De todas las fichas, la más elevada era la de Alfaro y la más baja la de Migue Leal, que apenas superaba los 2.000 euros netos por mes.

Gastos de plantilla

63.000
euros netos es el coste mensual de la primera plantilla (sin premios y pluses) tras las seis primeras bajas. Antes superaba los 100.000.
17.000
euros netos es el coste del cuerpo técnico encabezado por Herrero y en el que también están su segundo, preparadores, recuperadores, delegado, utilleros y ayudantes.
5.000
euros netos es el coste del Imperial, tras reducir a la mitad los gastos del equipo que dirige Motos.

Tras las seis salidas producidas en este mercado invernal, los jugadores con las nóminas más altas en la primera plantilla grana son Hugo Álvarez, Víctor Curto, Armando, Forniés y Chumbi. De momento, el club grana, y a falta de más salidas y llegadas, tendrá que hacer frente a una nómina mensual de 85.000 euros, que engloba los gastos de la primera plantilla, el filial y el cuerpo técnico.

Incluyendo los emolumentos que recibe Josema, que tiene una ficha del filial que no sobrepasa los 1.300 euros mensuales, la nómina del primer equipo a la que tendrá que hacer frente la directiva grana a partir de ahora ronda los 63.000 euros netos, a los que hay que sumar los casi 17.000 euros de coste del cuerpo técnico grana, formado por el técnico, Manolo Herrero; el segundo entrenador, Adrián Marín; el preparador físico; Manuel Mayordomo, recuperadores del club y asistentes de la firma Impulso, Antonio Morote, delegado; Arturo Rubio, fisioterapeuta; Avelino Viña, preparador, y Rubén Alcántara, utillero. En esta lista no se encuentra Sebastián Tavira, actualmente de baja.

La llegada de canteranos al primer equipo, independientemente de alguna cláusula por rendimiento en sus contratos, supone aire fresco para las arcas del club, sobre todo teniendo en cuenta que entre Domi Pujante y Santi Bernal no suman retribuciones netas superiores a los 1.000 euros al mes. Eso sí, el trabajo de Cordero todavía no ha terminado, ya que pretende pegar el último tijeretazo y sacar del equipo grana a tres futbolistas más: Víctor Curto, David Forniés y Armando.

Al primero lo quiere el Alcoyano, que considera su ficha muy alta, mientras que detrás del lateral zurdo está el Burgos de Fernando Estevez, que está dispuesto a respetar la ficha que tiene en el club grana. El que no quiere salir es Armando, que tiene 3 años más de contrato (el tercero más alto de la plantilla) y que está montando un negocio de hostelería en Murcia.

La mano de Cordero también se ha dejado notar en el Imperial, que ha visto reducido su coste a la mitad. Si antes la nómina mensual rondaba los 10.000 euros, ahora se acerca a los 5.000. Una de las salidas clave para rebajar el coste del equipo que dirige Javi Motos es la de Mohamed Zakaria 'Zaka', delantero que debutó con el primer equipo grana en Badajoz y que también jugó 11 minutos contra el Recreativo de Huelva. Su nómina sobrepasaba los 1.500 euros netos por temporada y era, con diferencia, el futbolista mejor pagado de un filial que, pese a los recortes, se haalejado del descenso a Preferente.

Más ingresos que gastos

La directiva de Almela defiende que el Real Murcia es viable en Segunda División B con una gestión seria de los recursos e ingresos, a los que habría que sumar un trabajo deportivo coherente en lo económico desde la secretaría técnica, algo que no cumplieron Deseado Flores y Toni Hernández, dos de los últimos directores deportivos granas.

En el actual ejercicio, el equipo grana ha generado 1,7 millones de euros, (800.000 euros en abonos). Además, las bases del equipo grana generan cerca de 200.000 euros al año, además de otras partidas como la tienda del club. Si la plantilla del Real Murcia se hubiera ajustado desde el principio a los números de la Segunda B, como hacen el Cartagena y el UCAM, otros aspirantes al ascenso, el equipo grana podría sobrevivir en esta categoría algunos años más con esperanza y sin tener miedo al vacío.

El Neuchatel tumba (3-2) a un equipo cargado de canteranos

El partido amistoso que ayer enfrentó en Pinatar Arena al Real Murcia con al Neuchatel suizo sirvió a Herrero para dar minutos a los menos habituales y para probar con el primer equipo a algunos canteranos. El técnico grana alineó en el once inicial a Tanis, Armando, Juanma, Chumbi y Curto, además de Lucio Compagnucci, que demostró ser un mediocentro expeditivo al que le falta ritmo competitivo. De inicio también jugaron Bertomeu, Escribano, Ripoll y Domi Pujante, que ya se estrenó ante el Sanluqueño hace diez días.

El que no estuvo fue Forniés, que apuntaba a titular y que se cayó a última hora por unos supuestos problemas físicos. Sí jugó Rubén Gómez, un lateral zurdo que llega al Imperial procedente del Villarrobledo. El choque acabó con victoria suiza por 3-2. Los goleadores granas fueron Pablo Aguilera y Meseguer.

Más