El Real Murcia robustece las bases para poner fin a la fuga de talentos

Tomy López. /LV
Tomy López. / LV

Tomy López es el jefe de una cantera con tres coordinadores para volver a convertirla en el eje del club

SERGIO CONESAMURCIA

Los dirigentes del Real Murcia se tiran de los pelos cada vez que repasan la manera de dirigir el club durante los últimos años en el aspecto económico y deportivo, y a la hora de generar ingresos y gestionar la deuda. La cantera no es una excepción y por eso se han puesto manos a la obra para revertir una situación que está muy lejos de ser la ideal en el club grana y que tiene un gran margen de mejora. El objetivo en los despachos es que el máximo número de jugadores prometedores de la Región pasen por los diferentes equipos de la 'factoría grana' y vean la opción de formar parte de la plantilla del primer equipo como algo real e ilusionante. Hay que añadir a esa situación que además del plano deportivo está el económico y las ventas de jugadores que progresen y demuestren un nivel destacado son una aportación importante para un club como el pimentonero.

Uno de los hombres que está en la estructura del Real Murcia para trabajar con las bases es Tomy López, que desde mayo ejerce como coordinador de la cantera. Tomy comenzó esta etapa en el club grana en febrero al sustituir a Raúl Guillén al frente del equipo juvenil de División de Honor, que estaba en una situación complicada en la lucha por la salvación. El técnico llegó de la mano del entonces director deportivo Pedro Cordero y consiguió la permanencia. Ya con Julio Algar en la secretaría técnica recibió la propuesta para ser el coordinador de la cantera a final de temporada y no dudó en aceptar el reto.

Tomy explica el motivo de los cambios y del nuevo proyecto del club en los equipos de base: «La cantera es uno de los ejes principales de la entrada de Julio Algar al club, no solo por las premuras y necesidades a nivel económico, también por el sentimiento y la necesidad de trabajar concienzudamente con la cantera de manera estructurada y con un cambio en la metodología. De esta manera esperamos devolver un poco la ilusión de otras épocas en las que las bases del Murcia nos han dado tantas alegrías».

«Trabajamos para que regrese la hegemonía del Murcia en la cantera», dice Tomy López La próxima temporada el club grana tendrá 24 equipos de bases con unos 400 jóvenes en sus filas

El exfutbolista, que jugó en el Real Murcia en Primera a final de la década de los 80, pide «paciencia» en el trabajo que están realizando: «A corto plazo nunca se pueden esperar resultados porque el trabajo de la cantera conlleva que pase tiempo para recoger sus frutos. A nivel de la estructuración del club antes había un salto tremendo entre los entrenadores y la secretaría técnica, ahora debajo de Julio Algar, que es la cabeza visible, estamos tres coordinadores que velamos para que haya una máxima relación con los padres y los jugadores». Un aspecto que considera clave Tomy es «recuperar las relaciones con los equipos de la Región que estaban casi perdidas, por lo que teníamos las puertas cerradas en muchos sitios. Nos está costando trabajo volver a abrir esas puertas».

El 'caso Villar'

Aunque pretende que los jugadores con talento se queden en el Real Murcia, entiende la situación de futbolistas como Javier Villar, hermano del jugador del Elche Gonzalo Villar, que ha cambiado este verano la cantera grana por la del FC Barcelona. Sin embargo, quiere evitar la fuga de talentos a equipos que no poseen tanto nombre: «Cuando un futbolista tiene una proyección tremenda es casi inevitable que el Real Madrid o el Barcelona se lo lleven, pero trabajamos para que vuelva la hegemonía del Real Murcia en la cantera y los futbolistas no salgan a clubes que no tienen tanto nombre. Nosotros vamos a velar por el bienestar de los padres y de los chicos para que no quieran salir, excepto que sea un equipo muy grande el que viene a por ellos».

En el Real Murcia han hecho suyo el dicho de que el que mucho abarca poco aprieta y han decidido reducir el número de equipos en las bases. En la temporada que arranca en unas semanas el club pimentonero contará con 24 equipos, sin contar a los conjuntos de Segunda B y Tercera, y unos 400 jóvenes. El curso anterior había más de 30 equipos y unos 520 jugadores.