Salidas cerradas: Hugo Álvarez y Charlie Dean ya no son granas

Salidas cerradas: Hugo Álvarez y Charlie Dean ya no son granas

Los dos centrales dan su brazo a torcer y abandonan una entidad que tienta a Arranz, ex del UCAM

José Otón
JOSÉ OTÓN

El Real Murcia todavía tiene que reforzar su plantilla, pese a la buena imagen ofrecida el pasado martes ante el Levante. Pero para pensar en nuevos fichajes, por muy bajo coste que tengan, el Murcia debe dar salida antes a los futbolistas con los que no cuenta. De hecho, ayer se despidió de sus compañeros Charlie Dean, que dejó el club de forma oficial en la mañana de hoy, igual que Hugo Álvarez, que también llegó ayer a un acuerdo con el Murcia. Ambos han llegado a un acuerdo amistoso con el club, que les compensará con una pequeña cantidad a cambio de que se olviden de los altos contratos que tenían.

Una vez hechas oficiales ya las marchas de Dean y Álvarez, el Murcia seguirá trabajando en las salidas de Cebriá y Simón, además de en negociar a la baja los contratos de Curto y Armando. El primero todavía no se ha pronunciado, mientras que el segundo no acepta un nuevo contrato en el que solo debe rebajarse el sueldo en 5.000 euros anuales y con el que pasaría a ser el segundo jugador mejor pagado de la plantilla (cerca de 50.000 euros), solo por detrás de Chumbi. Una situación que ha dolido a la directiva.

Tanto Julio Algar como Adrián Hernández saben que, pase lo que pase con Armando y Curto, necesitarán dos centrales (uno de ellos sub-23), un jugador de banda polivalente y un delantero de nivel, si se pone a tiro, como es el caso de Manu Justo, del Elche. Además de Julio Algar Torres, central e hijo del actual director deportivo grana, el Murcia también ha tentado a Toni Arranz, excentrocampista del UCAM, ahora sin equipo.