Simón, Mario Marín, Migue, Germán Sáenz e Iván Martínez, también tienen pasado grana

José Otón
JOSÉ OTÓN

Además de Carlos Álvarez, hay otros integrantes de la plantilla del actual Jumilla que han sentido los colores del equipo grana. Como Mario Marín, lateral derecho que se formó en la cantera grana y que desde 2008 comenzó a aparecer en el primer equipo, donde se mantuvo durante seis temporadas. De hecho jugó 28 partidos con el Murcia en el segundo escalón del fútbol español. Después pasó por las canteras del Valencia y del Atlético de Madrid, hasta recalar tres temporadas en el Recreativo de Huelva, la antesala para su llegada al Jumilla.

Otro de los formados en la cantera grana es Simón Ballester, de hecho todavía tiene contrato con el club que preside José María Almela. A sus 24 años, coqueteó durante cuatro temporadas con el primer equipo grana y en la temporada 2016-17 jugó 18 partidos a las órdenes de Paco García y Mir. Tras pasar por el Lorca Deportiva defiende ahora la portería del Jumilla, a la espera de lo que decida Julio Algar. Curiosamente, Ballester ha perdido la titularidad en los últimos partidos, en detrimento de Iván Martínez, otro canterano grana con proyección que el Murcia dejó marchar el pasado verano. Como Migue Marín, canterano que abandonó el club en 2013.

El trasvase más morboso

De los exmurcianistas que juegan en el Jumilla destaca Germán Sáenz, cuya salida de la entidad grana fue sonada. Sobre todo porque dejó la Nueva Condomina por indicación de Deseado Flores, entonces director deportivo del Murcia, y se fue al Cartagena de Paco Belmonte. Este tinerfeño de 28 años jugó temporada y media en el equipo grana y marcó 12 goles en 40 partidos, brillando especialmente en su primer año a las órdenes de Aira.