Fútbol | Real Murcia

Tareas urgentes para un puesto por decidir

Óscar Sánchez y Pedro Cordero. /
Óscar Sánchez y Pedro Cordero.

El nuevo director deportivo del Murcia tendrá trabajo desde el minuto uno: lo más apremiante, negociar sueldos a la baja y pacificar el vestuario

ALBERTO GÓMEZ MURCIA.

El Real Murcia no va a decidir a la ligera quién será el próximo director deportivo del equipo. Pese a que la intención inicial era que el seleccionado conociera hoy a la plantilla y se presentara de forma oficial, la deliberación continúa. Así, hasta dentro de dos o tres días no se espera un pronunciamiento definitivo por parte del Consejo de Administración de la entidad pimentonera y de la comisión deportiva de la Parmu (plataforma de apoyo al club grana). Salvo giro inesperado de los acontecimientos, la decisión se tomará entre los exfutbolistas Óscar Sánchez y Pedro Cordero, ambos exjugadores granas. El primero acaba de finalizar su etapa en el Sochaux de la segunda francesa, equipo en el que actuó como segundo entrenador junto al extécnico pimentonero José Manuel Aira, con quien también ejerció el mismo cargo durante la etapa del entrenador castellanoleonés al frente del banquillo grana. Óscar Sánchez también fue ayudante de Vicente Mir cuando este dirigió al Murcia.

El del barrio del Carmen se considera entre los dirigentes granas como un hombre de la casa, con una metodología acorde a los tiempos que corren en el fútbol de hoy en día, por lo que podría asumir las riendas de la parcela técnica en el hipotético caso de que Manolo Herrero fuera destituido. Pedro Cordero, por su parte, también gusta en el Consejo y en la Parmu por su carácter y experiencia al intermediar con plantillas de postín, como las que tuvo cuando fue director deportivo en el Tenerife y el Córdoba. Cordero representa un perfil diferente al de Óscar, pero también tiene posibilidades para acabar siendo el elegido.

Aunque ellos son los máximos candidatos, los contactos en el Murcia también se han producido con otros profesionales. Julio Algar, José Miguel Campos (avalado por el equipo del notario Francisco Tornel), Xavi Juliá, Paco Zaragoza y Pepe Aguilar han entablado negociaciones con los pimentoneros, pero parece que han quedado rezagados en la recta final de la decisión con respecto a Óscar Sánchez y Pedro Cordero.

Con independencia de quién sea el elegido, el próximo director deportivo murcianista deberá asumir una vorágine de trabajo muy alta desde el primer momento. Su principal objetivo será actuar de elemento negociador para convencer a los jugadores que tienen los sueldos más altos de que deben abrocharse el cinturón si quieren seguir en el Murcia. Y es que el club no puede seguir asumiendo los sueldos estratosféricos que firmó el expresidente Víctor Gálvez. Este comprometió unos gastos de la plantilla que se encuentran por encima de los dos millones, una cifra que en toda la Segunda B solo ofreció también un recién descendido como la Cultural Leonesa.

Futbolistas como Dani Aquino, Jesús Alfaro y Hugo Álvarez tienen nóminas que el club pimentonero no puede soportar. Por esto, los movimientos en el mercado de invierno con el Murcia como protagonista parecen seguros. El encargado de gestionar las salidas y las entradas será el futuro director deportivo.

Quejas de Forniés y Pena

Con los jugadores que continúen en la disciplina murciana más allá de enero, el responsable de la parcela deportiva deberá actuar como intermediario entre la plantilla y la directiva para reducir las tensiones existentes, que se han evidenciado durante las últimas jornadas. Hace un par de días, el lateral David Forniés manifestó que «en el Real Murcia no se ha arreglado nada. Seguimos teniendo tres meses pendientes». También advirtió que el estado que presentan los terrenos de juego tanto de la Nueva Condomina como de las instalaciones de Cobatillas, lugar habitual de entrenamiento del equipo grana, «deja mucho que desear». Sus palabras no sentaron nada bien en el seno de la Parmu. En sus perfiles en las redes sociales, el defensa matizó que «que tanto los jugadores como el cuerpo técnico y la directiva vamos a hacer todo lo posible para reconducir esta situación, está claro».

Las manifestaciones de Forniés se suman a las que realizó su compañero Héber Pena el pasado 29 de noviembre en las que el extremo del Murcia también reiteró que «la realidad es que estamos tres meses sin cobrar» rebajando la euforia por el cambio de ocupantes en el Consejo grana. Por tanto, el director deportivo entrante deberá limar asperezas con la plantilla e igualmente tendrá como misión fomentar la unión entre Manolo Herrero, entrenador del equipo, y sus jugadores tras el aviso a navegantes que trasladó el técnico andaluz después del empate de los pimentoneros en su feudo contra el Jumilla.

Entre otras consideraciones, el preparador de Jaén dijo que «Josema está siendo de los mejores y que el mejor sea un chico de 19 años es algo que me preocupa». Además, a la conclusión de ese partido Dani Aquino desmintió que estuviera lesionado para el partido jugado en La Condomina contra el UCAM y matizó que no entró en la convocatoria «por una decisión técnica del entrenador».

Más

 

Fotos

Vídeos