Tensión a pie de campo entre el central Hugo Álvarez y los Gálvez

El impago de la nómina de agosto provocó un enfrentamiento entre el gallego y dos de los gestores del club, antes del choque frente al Ibiza

José Otón
JOSÉ OTÓN

La situación que están viviendo los jugadores del Real Murcia va camino de convertirse en insostenible. Con menos de dos meses de competición transcurridos, el impago de la nómina del mes de agosto por parte de los actuales gestores del club grana ya ha generado las primeras controversias. De hecho, unos días antes del duelo ante el Ibiza en la Nueva Condomina, y aprovechando el entrenamiento a puerta cerrada del equipo de Manolo Herrero, los jugadores pidieron una reunión con Víctor Gálvez y su hijo Víctor Valentino.

En la cita, en la que los futbolistas reclamaron a sus actuales jefes el pago de la nómina atrasada, hubo tensión, especialmente entre Hugo Álvarez y el actual director general del club. De hecho, el central grana fue citado al final del entrenamiento en las oficinas de la Nueva Condomina donde, más calmados, volvieron a verse todas las partes implicadas.

Tomar medidas

Aunque Víctor Gálvez aseguró el pasado lunes que «está pagando» a la plantilla y que todo se va a solucionar, lo cierto es que hasta ayer solo un grupo de cinco o seis jugadores habían ingresado la nómina de agosto, la primera del curso. Los futbolistas han amenazado con tomar medidas y hacer pública la situación del vestuario si no cambia la situación.

 

Fotos

Vídeos