Toni Hernández pierde peso en un vestuario grana que solo se dirige al presidente

El valenciano, muy activo en Twitter hasta el pasado 3 de octubre, ya no habla públicamente, a pesar de que la afición grana le pide que dé la cara

José Otón
JOSÉ OTÓN

La popularidad de Toni Hernández, el director deportivo y portavoz del Real Murcia, ha disminuido sensiblemente en las últimas semanas. Omnipresente en las redes sociales y vehemente en la sala de prensa, el valenciano está ahora en un segundo plano. Desde abril se convirtió en el parapeto de los Gálvez y no dudó en enfrentarse con quien hiciera falta. Desde Twitter, su altavoz preferido, y también desde la sala de prensa de la Nueva Condomina, no dudó en reprender a periodistas, a la Federación Murciana de Fútbol, a Mauricio García, al CSD y al TAS. Pero últimamente, el valenciano apenas se deja ver.

Su mensaje de exaltación del murcianismo que ha hecho público en constantes ocasiones se echa de menos en la red y por eso muchos aficionados granas le piden que vuelva a salir a la palestra. «Venga Toni Hernández, nos tienes preocupados. ¿Te ha pasado algo? ¿Estás vivo? ¿Hay alguien ahí?» le dice Iván Romero en Twitter. «Cuando un charlatán trilero se queda sin argumentos para seguir intentando venderte la moto. Es muy significativo el silencio de Toni Hernández», le espeta Joaquín Alma Grana en la misma red social, mientras que Zoé Sánchez le pregunta por el mismo conducto: «¿Nada que objetar sobre la situación actual de 'tu tan querido' Real Murcia señor Hernández? Ahora ya no pone usted tanto tweet animando a la gente a que se abone».

Interlocutor no válido

Pero más allá de Twitter, donde Toni Hernández ha perdido presencia es el vestuario grana, que ya no lo considera un interlocutor válido. En las últimas semanas los pesos pesados de la plantilla no quieren hablar con él. Y aunque Toni Hernández acude todos los días a Cobatillas, apenas cruza palabra con los futbolistas con los que antes bromeaba. De hecho, cuando el Murcia entrena, Toni Hernández solo hace bromas con Antonio Morote, su gran soporte en el día a día. No entra a la zona caliente de un vestuario que no lo acepta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos