Tras veinte años, el club grana se apunta a la Copa Federación

ANTONIO GIL BALLESTAMURCIA

El Real Murcia disputará la Copa Confederación esta temporada tras veinte años de ausencia. Después de quedarse sin acceso a la Copa del Rey la pasada campaña, el club decidió compaginar esta competición con la Liga con el único objetivo de conseguir un buen premio: un billete para la Copa del Rey.

El conjunto grana accede directamente a la fase nacional, que comenzará el 3 de octubre desde dieciseisavos de final. Hasta las semifinales, los 32 equipos participantes se dividen en cuatros grupos, constituidos por proximidad geográfica, quedando emparejado el Murcia con el San Fernando, el Talavera de la Reina, la Balompédica Linense (todos de Segunda B) y los equipos de Tercera procedentes de la Copa Presidente. Todas las eliminatorias se disputarán a partido único y un sorteo decidirá cuál juega como local.

Las plazas en la Copa del Rey 2019-20 son para los semifinalistas. Es decir, el Murcia necesita superar tres rondas que disputará contra los equipos de su cuadro. Los que logren el acceso a la Copa del Rey entrarán en la primera eliminatoria, que está programada para el 18 de diciembre.