Fútbol | Real Murcia

Tres canteranos granas que no miran atrás

José Ángel Carrillo, Isi Palazón y Arturo Molina./LV
José Ángel Carrillo, Isi Palazón y Arturo Molina. / LV

Isi, Arturo y Carrillo están en la lista de la secretaría técnica, pero ninguno planea volver al Murcia

José Otón
JOSÉ OTÓN

Están los tres casos cortados por el mismo patrón. Jugadores nacidos en la Región, criados futbolísticamente en el Real Murcia y que tuvieron que salir de su casa por la puerta de atrás, infravalorados por sus propios aficionados y directivos. Entonces eran un segundo plato y primaba fichar jugadores de fuera, cambiar las plantillas cada año antes que apostar por la cantera.

Ahora, tras el paso de los años y la llegada de una directiva que ha decidido, de verdad, salvar al club de la desaparición y convertirlo en una empresa viable y sustentada por jugadores de las bases, se les echa de menos. A Arturo Molina, Isi Palazón y José Ángel Carrillo les une otro denominador común: el que fue su club ha soñado con la vuelta a casa de todos ellos para convertirlos en los buques insignia del nuevo proyecto del Real Murcia, aunque todo hace indicar que va a ser una misión imposible.

Tras salir del Real Murcia obligados por las circunstancias, estos tres canteranos se han revalorizado lejos de la Nueva Condomina y todos apuntan a otros destinos, a pesar de que son del agrado de la dirección deportiva que encabeza Algar. Todos, en su momento, se hubieran quedado en el club con los ojos cerrados, pero ahora entienden que no es momento de volver.

Arturo, de 22 años, no sabe a estas alturas en qué equipo militará la próxima campaña, aunque todo hace indicar que no será en el Real Murcia. El de Abarán tiene un año más de contrato con el Levante, aunque el cese de Luis Helguera y Tito, los dos directores deportivos del club granota hasta hace unos días, ha retrasado la planificación de la próxima temporada. Arturo, que ha ido convocado esta campaña cuatro veces con el equipo de Primera y no ha debutado, podría tener ficha del primer equipo para la próxima campaña. De no ser así, podría salir del club valenciano. Alcorcón, Granada y Valladolid están atentos a cualquier movimiento.

El abaranero llegó al Murcia desde el Valencia en edad cadete y muy pronto se abrió paso hacia arriba. Llegó al primer equipo en la campaña 2014-15, coincidiendo con el descenso administrativo, y fue un jugador determinante. Jugó 31 partidos, 21 como titular, y anotó 5 goles. Pero la siguiente campaña Aira le quitó protagonismo y, aunque participó en 30 partidos, solo fue titular en 4. Eso sí, marco 3 goles. Viendo las perspectivas fichó por el Levante, aunque la pasada campaña jugó cedido en el Castilla. Pese a ser centrocampista, ha hecho 11 goles en los tres últimos años en la Segunda B.

La llegada de Isi Palazón al club grana se parece a la de Arturo. El ciezano aterrizó en la Nueva Condomina tras pasar por las canteras del Real Madrid y Villarreal. Al igual que Arturo, llegó al primer equipo grana en el verano de 2014 para solventar los problemas de jugadores causados por el descenso administrativo. Y como Arturo, le sacó las castañas del fuego a Aira marcando 7 goles en solo 834 minutos jugados. Al siguiente año apenas jugó un poco más, aunque marcó dos goles, uno de ellos en el 'playoff' contra el Hércules. Tenía mimbres para disfrutar de una larga carrera en el Murcia

Con la llegada de Paco García ganó en protagonismo, pero una lesión le cortó la progresión. Deseado Flores le renovó el contrato pero al final de temporada le invitó a salir cedido. Pero Isi decidió cambiar de aires y en la Ponferradina encontró el lugar ideal para crecer. En tierras leonesas ha marcado 10 goles y su protagonismo ha ido creciendo con el paso de los meses. Solo renovaría con la Ponferradina en caso de ascenso y este verano podría quedar libre, aunque varios clubes punteros de Segunda B lo tienen en su agenda. Se siente murcianista y ama al club grana, pero entiende que no es el momento de volver a un equipo del que salió por la puerta de atrás.

Manolo, en la agenda

Acaba de descender con el Jumilla pero cuenta con experiencia. Manolo López Escámez, de 33 años, podría llegar al Murcia si finalmente mediocentos como Sergi Maestre o Armando no se adaptan a las circunstancias económicas y buscan una salida. Manolo, natural de Bullas, llegó a jugar 30 partidos en Segunda entre el Ciudad de Murcia y el Rayo, y consiguió un ascenso a Segunda con el UCAM.