Fútbol | Segunda B

El Murcia sorprende a García Franco retirando dinero de la caja fuerte del club

José Antonio García Franco, excoordinador de las bases del Real Murcia, en una fotografía de archivo./Martínez Bueso
José Antonio García Franco, excoordinador de las bases del Real Murcia, en una fotografía de archivo. / Martínez Bueso

El conjunto grana, que oficialmente no reconoce esta presunta irregularidad, asegura que el colaborador de las bases se marcha de forma «voluntaria» por «razones personales y de salud»

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

La directiva del Real Murcia decidió poner fin a la vinculación de José Antonio García Franco, exdirector deportivo de la entidad en gran parte de la etapa de Jesús Samper tras, presuntamente, descubrirlo, a través de una cámara oculta, cuando retiraba dinero de la caja fuerte situada en las oficinas de la Nueva Condomina sin el permiso de los dirigentes granas. A pesar de la incomodidad de la situación, el nuevo órgano de gobierno de la entidad murcianista no quiso hacer ruido y decidió romper su vinculación con García Franco -ejercía como coordinador de las bases- de forma «amistosa y de mutuo acuerdo» a través de una baja voluntaria, según José María Almela, presidente del club grana. De hecho, el propio García Franco habría perdonado una cantidad económica pendiente de cobrar de forma voluntaria antes de marcharse.

No obstante, la versión oficial del club, emitida a través de un comunicado, asegura que la desvinculación de García Franco es «voluntaria» y se debe a «razones personales y de salud».

García Franco trabajó en la cantera del Real Murcia desde la llegada de Jesús Samper al Real Murcia a finales de la década de los noventa del siglo pasado, aunque no fue director deportivo del primer equipo hasta la campaña 2006-2007, teniendo como superior jeráquico a Juan Antonio Samper. Permaneció en el cargó hasta 2010, coincidiendo con el descenso a Segunda B de Montilivi. García Francó disfrutó de la época más boyante en el club murciano con presupuestos millonarios.

García Franco, que tiene plaza como funcionario del Ayuntamiento de Murcia, volvió al Real Murcia en 2017 de la mano de Deseado Flores, exdirector deportivo del club y José Carrilero, exconsejero, aunque ejercía tareas de coordinación deportiva de las bases del club.

Más