Real Murcia

Tanis Marcellán: «Vamos a sorprender esta temporada»

Tanis Marcellán, el jueves, en el campus de Espinardo. / Edu Botella / AGM
Tanis Marcellán, el jueves, en el campus de Espinardo. / Edu Botella / AGM

El portero del Real Murcia destaca que, a diferencia del año pasado, cuando «el equipo estaba hecho para ascender», el objetivo para el nuevo curso es «quedar lo más arriba posible, con tranquilidad»

SERGIO CONESAMurcia

La temporada pasada no fue fácil para nadie en el Real Murcia. Tampoco para el guardameta Tanis Marcellán (San Sebastián, 1996), que tuvo como rival por el puesto al mejor jugador del club grana el último curso, Ian Mackay, y apenas pudo disputar tres partidos. Criado en la cantera de la Real Sociedad, también ha pasado por el Peña Sport, los filiales de Granada y Valladolid y el Melilla. Incluso llegó a ser convocado por la selección española sub-17. Ahora afronta una nueva campaña en la que tendrá que luchar por la titularidad con Alberto Lejárraga, que ha llegado este verano procedente del Recreativo de Granada. No piensa ponérselo fácil a su compañero.

-¿Qué tal el inicio de la pretemporada?

-Muy bien, hemos tenido muchos cambios respecto a la temporada pasada. Nuevos compañeros en la mayoría de las líneas y también en el cuerpo técnico. La verdad es que todo va muy bien y estoy contento.

«Aunque debute en Segunda B, tiene nivel más que suficiente para estar en esta categoría»

-¿Qué puede decir de Adrián Hernández, el nuevo entrenador?

-Me ha sorprendido gratamente porque él nunca había tocado un equipo de Segunda División B. Ha ido de menos a más en su trayectoria y tiene nivel más que suficiente para estar en esta categoría.

-¿Ha hablado con él sobre su situación la próxima campaña?

-No, la verdad es que no he tenido una conversación privada con él, aunque es muy cercano. He hablado con Adrián en el campo, pero no de mi situación personal.

-Este proyecto es muy diferente al del año anterior

-Sí, tenemos menos presión en el sentido de que el año pasado el equipo estaba hecho para ascender. Esta temporada, siendo un poco más realistas, hemos hecho un equipo más acorde a la situación del club y nuestro objetivo sigue siendo competir y quedar lo más arriba posible, pero con tranquilidad.

«Lo conocí en el Granada, tenemos muchas cosas en común y competiremos sanamente por el puesto»

-¿Dónde ve al Real Murcia esta próxima temporada?

-Yo creo que vamos a sorprender. Lo que veo estas semanas me transmite muy buenas vibraciones y mucha confianza. Creo que Adrián está trabajando muy bien y que tenemos un equipo suficientemente preparado para competir en esta categoría.

-Ha tenido que ajustarse su salario para seguir en el Real Murcia.

-Sí, yo lo hablé con Julio (Algar) al final de la temporada pasada. Me dijo que pasaba el límite salarial que había marcado el club y que teníamos que llegar a un acuerdo. Yo le dije que no había ningún problema desde el principio. Se ha demorado un poco porque él ha tenido mucho trabajo y yo no era una prioridad, en el sentido de que no había prisa porque ya tenía claro que quería quedarme en Murcia.

-¿Cómo ve a Alberto Lejárraga, su rival por el puesto?

-Lo conocía ya porque al final conozco a todos los porteros de la categoría, pero a él más porque ha estado en el Granada, en el que yo estuve hace dos años y tenemos mucha gente en común. Competiremos sanamente, como se tiene que hacer, y ya está.

-¿Fue muy dura la temporada pasada para usted, a la sombra de Ian Mackay?

-Puede que sí, al final tuve a un gran competidor que fue Mackay, un portero de gran nivel y que me saca diez años. Yo vine de la mano de Manolo Herrero y al principio de la temporada realmente no se sabía quién iba a ser titular. Mackay arrancó muy fuerte y luego, durante la temporada, realmente no me dejó oportunidad, así que estuve tranquilo ya que sabía que estaba haciendo mi trabajo bien. Lo importante es siempre el equipo.

«Es un gran entrenador y muy metódico. Es de los mejores que he tenido y me alegra que esté en el UCAM»

-Comenzó a jugar en Segunda B con 18 años, en el filial de la Real Sociedad, pero no ha conseguido encontrar su sitio. Ha cambiado mucho de equipo.

-De pequeño aposté por la Real Sociedad, aunque podría haber ido a La Masía. Con 18 años, cuando tenía que dar el salto y el club donostiarra tenía que apostar por mí, decidió hacerlo por otro. Entonces decidí salir de allí y me fui al Granada, hice la pretemporada con el equipo de Primera División y cambió la directiva que me firmó a mí en verano. Tuve que salir en el mercado de invierno al ver que no iba a tener opciones. Al final, el fútbol no es solo el campo, también existen otras variantes. En ese sentido, no he tenido mucha suerte. Luego, en el Valladolid estuve un año entero jugando. Estuve muy a gusto hasta que me salió la opción de salir al Melilla cedido seis meses. Cuando vine aquí a Murcia, pedí tener un contrato por lo menos de dos años para conseguir estabilidad en mi vida y encontrar un club en el que estar a gusto.

-¿Cómo se vivió desde dentro todo lo que pasó en el club la temporada pasada con los Gálvez?

-Fue algo muy inusual, yo creo que nunca voy a vivir algo como lo del año pasado. Todos los días ocurría alguna cosa que al final el aficionado no veía, pero nosotros nos quemamos mucho en el día a día. No es ninguna excusa porque lo deportivo tiene que ir aparte, pero nosotros también somos personas y es muy duro estar, por ejemplo, cinco meses sin cobrar. Además, hacían promesas que no cumplían y eso al final es lo que más te duele.

-Coincidió en el Real Valladolid con Rubén Albés, que ha firmado este verano por el UCAM; ¿qué le parece como entrenador?

-Rubén es un gran entrenador y muy metódico. Sinceramente, a mí me ha parecido de los mejores que he tenido y como persona también me quedo con un gran amigo. Yo me alegro de que esté en el UCAM, al final esa competencia sana prefiero que sea con gente que conozco.