De la Vega abandona el fondo sur, donde le gritaron «¡Mauricio, muérete!»

García de la Vega, ayer, antes de irse. / v. vicens / agm
García de la Vega, ayer, antes de irse. / v. vicens / agm

A. GÓMEZ MURCIA.

El empresario mexicano Mauricio García de la Vega presenció ayer en la Nueva Condomina el partido que disputó el Real Murcia contra el Atlético Sanluqueño y vivió un episodio tan lamentable como desagradable. Lo hizo en el fondo sur del recinto, pero tuvo que abandonar su localidad cuando su presencia fue advertida por parte de algunos aficionados que comenzaron a increparle y a dedicarle abucheos, algunos de ellos del todo desafortunados, como «¡Mauricio, muérete!». La afición grana, que en el descanso del partido también entonó cánticos en contra el jugador Dani Aquino, que acaba de dejar el club para irse a Chipre, atacó verbalmente al mexicano y le recriminó hasta el punto de que el exgestor murcianista, que iba con su hijo, se retiró del estadio entre las quejas de una parte de los aficionados. El exagente de futbolistas sostiene que es el dueño del 84% del capital social del Murcia, porque así lo refrendaron tanto el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) como el Consejo Superior de Deportes (CSD) en las resoluciones que dictaron el pasado verano.

 

Fotos

Vídeos