De la Vega exige una junta extraordinaria para cambiar el Consejo

A. GÓMEZ MURCIA

El empresario mexicano Mauricio García de la Vega continúa con su estrategia para recuperar cuanto antes el control en el Real Murcia. Uno de los últimos pasos que ha dado en este sentido tuvo lugar hace dos días, cuando un notario de su confianza se personó en las oficinas de la Nueva Condomina para exigir al equipo de trabajo de Víctor Gálvez, presidente del Murcia, la convocatoria de una junta de accionistas extraordinaria.

La cita presentaría un único punto en el orden del día, que sería la destitución de los actuales consejeros granas por personas del entorno de García de la Vega. De esta manera, el exgestor murcianista se aseguraría retomar el mando en la entidad pimentonera. Este paso se une a otros dados con anterioridad por el mexicano, como fueron iniciar el procedimiento de impugnación de acuerdos sociales con el que pretende tumbar el proceso de ampliación de capital en el que se encuentra inmerso el Real Murcia en la actualidad.

Asimismo, Mauricio García consiguió que la Federación Española iniciara un procedimiento disciplinario contra el Consejo de Administración grana por no acatar el contenido del laudo dictado en julio por el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), que reconocía al mexicano como dueño del 84,2% del capital social del club que ostentaba la mercantil Corporación Empresarial Augusta de la que Raúl Moro es el administrador único, según la información que obra en poder del Registro Mercantil de Sevilla. De la misma forma, el exagente de futbolistas tiene abiertos varios procedimientos civiles y penales contra los Gálvez.

 

Fotos

Vídeos