De la Vega pone a temblar al Consejo grana

De la Vega, antes de la Junta del 11 de abril; detrás, a la izquierda, el notario Francisco Tornel. / NACHO GARCÍA / AGM
De la Vega, antes de la Junta del 11 de abril; detrás, a la izquierda, el notario Francisco Tornel. / NACHO GARCÍA / AGM

La Federación podría sancionar al Murcia y sus dirigentes por no inscribir al mexicano como máximo accionista, según dijo el TAS

José Otón
JOSÉ OTÓN

El Real Murcia vuelve a estar en el ojo del huracán. Después de tres semanas de relativa tranquilidad en las que todas las noticias han versado sobre el éxito de la campaña 'SOS Real Murcia' y la evolución positiva de una ampliación de capital en la que ha participado más de 21.000 personas y empresas de todo el mundo, el club grana vuelve a ser noticia por sus problemas institucionales.

La juez de la Española, que propone además castigar a Víctor Gálvez por llamar «mariachi» al gestor, se plantea también quitar puntos al equipo de Herrero

Y es que Mauricio García de la Vega ha salido a escena con la providencia de Alejandra Domínguez García, juez instructora de la Federación Española de Fútbol, que ha propuesto, tras reunir toda la documentación presentada por el gestor mexicano y, a falta de las alegaciones del club y los dirigentes granas, una dura sanción para el Real Murcia, sus actuales consejeros y sus exconsejeros. El motivo: la demanda de Iconos Nacionales, propiedad del mexicano, que desde hace meses demanda su inscripción en el libro de socios como máximo accionista sin que nadie le haya hecho caso.

Sanciones propuestas

Para Víctor Gálvez
3.006 euros de sanción y dos años de inhabilitación por no hacer caso de la resolución del TAS. Además, le podrían caer tres años más de inhabilitación y 9.002 euros por llamar «mariachi» a Mauricio García de la Vega.
Otros consejeros
3.006 euros y dos años de inhabilitación para los que formaron parte del Consejo de Víctor Gálvez y los actuales de Txema Almela por no cumplir la resolución del TAS del 31 de julio.
Real Murcia
3.006 euros y la deducción de puntos porque sus dirigentes no cumplieron la resolución del TAS, además de otros 9.002 euros porque Víctor Gálvez, cuando ejerció de presidente del Real Murcia, insultó a García de la Vega llamándolo «mariachi».

La juez instructora propone, como parte del expediente disciplinario extraordinario abierto después de la demanda del mexicano, que tanto el club grana como sus dirigentes sean castigados por no haber ejecutado la resolución del TAS del pasado 31 de julio que señalaba a García de la Vega como el dueño legal de la entidad. Un hecho consumado tras la compra el pasado 7 de marzo del 84% de las acciones del Murcia a Raúl Moro. Pero ni Víctor Gálvez, ni ahora el Consejo de José María Almela quisieron inscribirlo.

El castigo sería para los consejeros que «desde el 31 de julio» no han hecho caso al TAS

El club grana y sus dirigentes tienen ahora hasta el próximo 10 de diciembre para defenderse y «manifestar cuantas alegaciones consideren convenientes en defensa de sus derechos e intereses», según dicha providencia, a la que ha tenido acceso 'La Verdad'. Después de escuchar al Real Murcia, la propia juez instructora elevará el expediente al juez de competición de la propia Federación, que decidirá si impone o no sanciones y de qué cuantía lo hace. Según fuentes consultadas, el juez de competición casi siempre hace caso a la instructora.

De lo que no habla Domínguez García, la instructora, es de la ampliación de capital, entendiendo así que sobre esta debe decidir el Juzgado Mercantil número 1 de Murcia. En este caso, su titular, María Dolores de las Heras, que lleva otra de las demandas de García de la Vega, decidió no aplicar la cautelar solicitada por el mexicano para detener el proceso, citando al próximo mes de febrero a las partes para decidir qué hace con el proceso que concluyó el pasado sábado. Por lo tanto, puede que la Federación castigue a los actuales consejeros y a los antiguos que dirigió Víctor Gálvez, y que después del 10 de diciembre (fin del plazo de alegaciones para el Murcia), De la Vega sea inscrito como accionista mayoritario de la entidad, para después perder esa condición tras la llegada al capital social de todos los nuevos accionistas. Tal y como está la situación, nada es descartable.

Tres años por xenofobia

La juez instructora ha sido dura en la providencia con fecha 23 de noviembre, en la que propone sanciones para todos los «miembros que hayan formado parte del Consejo de Administración desde el pasado 31 de julio (fecha de la resolución del TAS)», siendo estas de 3.006 euros e «inhabilitación por dos años a cada uno de ellos», por incumplimiento del artículo 87 bis del códido disciplinario de la propia Federación, que señala como incumplimento grave desoír «resoluciones, órdenes, instrucciones, acuerdos u obligaciones del Comité Jurisdiccional de los órganos de FIFA y UEFA, además del TAS». Esto afecta tanto al Consejo de Gálvez como al actual de Almela. Además, la juez instructora propone sancionar al expresidente grana Víctor Gálvez con una multa de 9.002 euros y una inhabilitación de tres años por llamar «mariachi» a García de la Vega en una rueda de prensa celebrada el pasado 8 de agosto de 2018, porque atenta contra el codigo disciplinario de la propia Federación, en relación a «conductas violentas, racistas, xenófobas e intolerantes en el fútbol». Por si fuera poco, la juez también propone una sanción de 3.006 euros para el Real Murcia y la deducción de puntos en la clasificación (cantidad sin especificar) por el incumplimiento de la resolución del TAS, además de otros 9.002 euros al club porque Gálvez, su presidente, se dirigió a De la Vega como «mariachi».

Para introducir a los actuales consejeros en el conflicto iniciado anteriormente contra Gálvez, De la Vega aportó al caso la información que demostraba la cesión por parte del propio Gálvez de la entidad grana a la Plataforma de Apoyo del Real Murcia, nombrando un nuevo Consejo con José María Almela, Gabriel Torregrosa, Enrique López, Higinio Pérez y Stefan Settels. Además y, como prueba de que el nuevo Consejo de Almela ha sido consciente de sus actos y de las resoluciones a favor del mexicano del TAS y el CSD, los abogados de García de la Vega aportaron una copia de la declaración pública del nuevo Consejo grana, del 8 de noviembre, en la que rechazó inscribir a De la Vega como máximo accionista. Los acusados solo podrán recurrir al TAD.

Más información

 

Fotos

Vídeos