El Murcia tiera de épica en una tarde mágica